Rompiendo Record en Apertura Comercial

Como proporción del PIB, la suma de las exportaciones e importaciones de la economía nacional pasó de 60.5% a 75.8% del 2013 al 2018; actualmente hay 13 tratados comerciales con 50 países.

México rompió récord en el 2018 en su grado de apertura comercial de su economía, al alcanzar 75.8 puntos porcentuales. Este indicador se calcula como el cociente de comercio exterior (exportaciones más importaciones) en relación con el PIB. El grado de apertura de la economía de México creció en forma continua durante los últimos cinco años: pasó de 60.5% en el 2013 a 72.7% en el 2017, su anterior máximo histórico.

El crecimiento económico mexicano se apoya en gran medida en la demanda interna, así como en la demanda, sobre todo de productos manufacturados de Estados Unidos. Un resultado menos dinámico en Estados Unidos afecta en particular al sector automotriz, pero también a otros sectores de exportación, con efectos negativos consecuentes sobre la formación bruta de capital.

En general, México sigue siendo un gran defensor del sistema multilateral de comercio. En la actualidad, tiene suscritos 13 tratados de libre comercio con 50 países y siete acuerdos de alcance parcial en el marco de la Asociación Latinoamericana de Integración (ALADI).

Luz María de la Mora, subsecretaria de Comercio Exterior de la Secretaría de Economía, ha informado que México se interesa en negociar acuerdos comerciales con Ecuador —a través de la Alianza Pacífico— y Reino Unido —una vez que concluya el Brexit—.

De la Mora ha indicado que el gobierno federal impulsa la creación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre México y Corea del Sur, a través de la incorporación de este país asiático a la Alianza del Pacífico.

“Los tratados de libre comercio sí ayudan a que el comercio se dé en una forma más rápida, más eficiente y que crezca”, ha dicho De la Mora.

Mientras tanto, México mantiene negociaciones para ampliar sus acuerdos comerciales con Brasil y Argentina, dos potencias agrícolas a las que los empresarios mexicanos les interesa vender sobre todo productos industriales.

En los Criterios de Política Económica del 2019, la Secretaría de Hacienda expuso que el compromiso del gobierno de México es “continuar fortaleciendo la apertura comercial del país con el objetivo de diversificar el destino de sus exportaciones y reducir su dependencia económica de Estados Unidos”.